El miedo del hombre  a una relación

Imagen

 

El tema es recurrente día tras día  en mi práctica diaria, sobre todo en las consultas procedentes de mujeres. Ellos no dan pasos no avanzan, pero tampoco se van, mantienen un impass que les llega a resultar desesperante. Quedan cada dos o tres meses y todo es estupendo incluyendo las relaciones íntimas, pero luego vuelve el silencio al día a día, esa comunicación tan importante que permite que ambos se expresen y de al otro pistas de como es, porque en esos encuentros esporádicos obviamente muestran su mejor cara, la cariñosa, la divertida, la creativa, la entregada, pero falta cotidiana. A ella le falta saber quien es él en su día a día, quien es él de verdad porque es difícil de creer que sea realmente “tan ideal”.

Como siempre digo el Tarot nos pinta un mapa, mental, práctico, emocional y espiritual. ¿qué les ocurre a estos hombres que rehúsan profundizar en una relación? La respuesta más manida (y en mi opinión falsa) es que sólo las utilizan para tener sexo. Y digo que es falsa porque suelen haber sentimientos profundos y verdaderos. El germen del amor habitualmente está, y junto a él los miedos inconscientes y poderosos que son los que realmente les impiden volcarse y construir “algo sólido” con ellas.

Estos miedos tienen diferentes orígenes, desde una mala relación familiar que les resultó traumática, y extrapolan esa experiencia a todas las demás relaciones, hasta una  o varias relaciones fallidas de pareja de las que se extrae la conclusión de que todas van a ser iguales, que la princesa les acabará traicionando en alguna forma y ellos acabarán sufriendo,de ahí que no corten la relación, pero alarguen indefinidamente (y hablamos de años) el proceso de ir formando algo.

Y sobre todo y en un nivel más profundo, el Universal Miedo al Amor del que nos habla Un curso de Milagros, pero en el que no vamos a profundizar par quedarnos en un nivel mas superficial con el fin de  no extendernos demasiado.

Muchas veces tengo la sensación de que el miedo verdadero que tiene un hombre es verse fagocitado, no por la mujer, sino por la relación, perder su identidad, eso que tantos años le ha costado construir, una carrera, un trabajo, una personalidad, una solvencia intelectual,económica y social, y, de repente llega ella y él se siente desaparecer, se diluye cuando se entrega y eso le aterra.

Ante esto ¿Qué hacer? Obviamente el respeto es fundamental, la asertividad también; habla desde ti, no le eches la culpa del diluvio universal ni del cambio climático. Amale sin condiciones ni reproches , trátale bien y dale seguridad. Es algo que las mujeres hemos sabido hacer (entre las cosas bien hechas) toda la vida de Dios,ahora se nos da mejor chantajear, manipular, controlar y exigir.

Afortunadamente no todas, algunas van teniendo un mayor nivel de conciencia y caminan por el sendero adecuado. En un próximo escrito profundizaré sobre el sistema de pensamiento que hace que nuestro miedo sea dominante y como deshacerse de él.

Gracias por tu atención y feliz tarde de domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s