Como meditar

Escribo esto a petición de una persona que me pidió le recomendase un libro para aprender a meditar.

Siempre desde mi experiencia y mi opinión personal, meditar es como aprender a ir en bicicleta, puedes leer mucha teoría,  pero como realmente se aprende es practicando.

Algunas personas piensan que meditar requiere un esfuerzo y dicen “no me concentro” , pero es justo lo contrario, no hay que concentrarse, no tenemos que forzar ninguna parte de nuestro cuerpo ni de nuestra mente, más bien hay que dejarlas ser  y estar.

Luego cada persona tiene una experiencia diferente, algunos se sienten más cómodos tumbados, otros sentados, otros con cierta práctica saben meditar en movimiento, mientras corren, nadan, etc. Muchos incluso lo hacen sin saber que están meditando, es decir cuando simplemente fluyen y consiguen deshacerse de pensamientos, dejándolos pasar, sin detenerse en ellos.

No obstante todo esto, sí se puede dar una pequeña guía de recomendaciones prácticas, pasos sencillos que, si los seguimos, a buen seguro obtendremos una experiencia muy agradable y satisfactoria.

En mi opinión meditar es conectar con la Fuente, es una experiencia de Unicidad, es cuando  permitimos al Ser  manifestarse libremente, sin ningún condicionante, es entonces cuando alcanzamos ese estado de alegría,paz  y plenitud que nos recarga al cien por cien, y nos libera de todo aquello que NO necesitamos, es decir de emociones negativas, ira, envidias, disconformidad, miedos, recelos, expectativas, en ese estado de Unicidad sólo existe el  ahora, nada nos preocupa ni nos inquieta, simplemente somos.

Lo ideal sería mantener prolongadamente ese estado en el tiempo, aun cuando no meditemos, y esto se va consiguiendo conforme avanzamos en nuestro trabajo interior, aunque cuesta tiempo, en absoluto es imposible, el “imposible”  y el “difícil” no son más que protestas del ego, a las cuales no hay que  prestar ninguna atención, simplemente ponernos al tema y hacer lo que hay que hacer.

Y ahora ya explico en unos sencillos pasos.

1.- Colocarse en una postura cómoda, a mí me gusta mucho ésta:

Sentados en una silla con los pies descalzos y la espalda pegada al respaldo, en verticalidad para que la columna esté alineada y apuntando hacia el cielo, las palmas de las manos hacia arriba apoyadas sobre los muslos, aunque puede ser cualquier otra en la que nos sintamos cómodos, tumbados corremos el riesgo de dormirnos, y en mi opinión hay que tratar de evitarlo.

2.-Comenzamos a respirar en cuatro tiempos, si no estamos acostumbrados nos costará un poco, pero es la mejor manera de oxigenarnos y relajarnos.

1-Cogemos el aire por la nariz y llenamos la caja torácica.

2.-Lo empujamos hacia la zona abdominal.

3.-Lo volvemos a enviar hacia la caja torácica.

4.-Lo expulsamos suavemente por la boca hasta que  vaciamos los pulmones.

Es importante que pongamos toda nuestra atención en realizar la respiración correctamente por dos motivos, el primero es, precisamente, hacerlo bien, el segundo es desviar la atención de la mente y el pensamiento  hacia la respiración y así evitar distracciones con “ocurrencias” mentales.

Con cada respiración iremos notando como  nos sentimos cada vez más relajados, a la par que centrados, más en nosotros.

A partir de ahí, si hemos puesto música ambiente, centraremos la atención en ella e intentaremos hacerla parte de nosotros, y, si acude algún pensamiento a nuestra mente, lo dejaremos pasar, sin quedarnos en él, sin prestarle atención, sin identificarnos, y,nosotros somos lo que somos en ese momento, el pensamiento es ajeno a nosotros, no nos importa.

Podemos meditar simplemente con la respiración, o podemos realizar visualizaciones, creando espacios a los que “viajar” y visualizando, por ejemplo, que contactamos con seres de luz, o ángeles  que nos prestan la ayuda que necesitamos por ejemplo, que nos conceden dosis extra de paciencia, de alegría, de serenidad, de fortaleza, cuando notamos que  las nuestras van menguando. También podemos averiguar, por ejemplo cual es nuestro animal de poder, nuestra planta de poder o nuestro mineral de poder, simplemente lo pedimos   y obtendremos la respuesta. De esta forma podremos crear un espacio de retiro en el que se dan experiencias reales, plenamente conscientes y que, sobre todo, elevan nuestro nivel de vibración y nos mantendrán en ese nivel un buen período de tiempo, y desearemos volver a ese estado en cuanto nos sea posible, y en cualquier momento en que hayamos perdido la paz y la alegría.

Espero que te sirva.

Cualquier comentario o pregunta será bienvenido.

Feliz fin de semana. Con Amor.

291759_127987017308863_100193156754916_150798_1967877167_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s