Rafael, el Arcángel Sanador.

RAFAEL, EL ARCÁNGEL  SANADOR.

A Rafael se le ha representado siempre como un pastor, porque nos cuida y vela por nuestra salud.

El es nuestro pastor y guía para sanar el cuerpo y el alma. Cuando en el cuerpo se refleja alguna enfermedad es porque antes ya estaba en el alma (Mi opinión personal es que las enfermedades surgen cuando dejamos de cumplir el propósito que tiene nuestra alma, nos separamos del camino, nos disociamos y la enfermedad es una oportunidad magnífica para retomar ese camino y  cumplir con nuestro propósito vital).

Vamos por la vida con prisas,  llenos de responsabilidades y tareas que cumplir, preocupaciones y cargas que asumimos, y no  solemos ser conscientes de que nos vamos alejando de la luz , perdemos nuestro centro y sin darnos cuenta acabamos teniendo una dolencia o enfermedad, la gravedad de la misma será proporcional a cuanto nos hemos alejado de la luz, de nuestro verdadero Ser.

Por eso es importante recobrar esa luz en nuestro corazón, bueno, en realidad  lo importante es no perderla, pero si lo hacemos el Arcángel Rafael nos ayudará a encontrarla de nuevo para estar fuertes interiormente y llevar a cabo nuestro propósito (el verdadero, el de nuestra alma que, por otro lado, no tiene por qué disentir demasiado de nuestros propósitos en la vida terrena como humanos).

El rayo verde con que nos asiste el Arcángel Rafael es el rayo de la Verdad, Curación, Consagración y Concentración.

Tradicionalmente se pensaba que el chakra del corazón únicamente utilizaba el color rosado, pero se ha descubierto recientemente que ese rosado va revestido de verde (verde manzana es su color más apropiado).

El templo etérico dedicado a la curación que regenta Rafael y la virgen María está  en Fátima (Portugal)

El Arcángel Rafael y la Amada Madre María están especialmente dedicados al Ministerio de la Curación, tanto de los males físicos como los del alma.

Tienen su templo Etérico dedicado a la CURACIÓN donde arde El RAYO VERDE, sobre Fátima, Portugal.

Un dato curioso es que donde se ha aparecido, en su cuerpo etérico la MADRE MARÍA, posteriormente los lugares han sido consagrado como Santuario de Curación, como Lourdes por ejemplo.

 

A este Rayo pertenecen todas aquellas personas que tienen que ver con la curación, como científicos, médicos, enfermeras, etc.

El Arcángel Rafael mantiene Huestes de Ángeles servidores del RAYO VERDE, que son preparadas para absorber el PODER CURATIVO DE DIOS, reteniéndolos dentro de sí mismos para luego ser llevado a los seres que lo necesitan y lo piden.

El Arcángel Rafael también consagra a aquellos que se ocupan de servir a DIOS Y A LA HUMANIDAD, en el mundo físico.

Sus ángeles proyectan RAYOS DE LUZ que conectan con aquellos que tiene vocación por algo en especial, derramando sentimientos de FE, AMOR, CONSTANCIA, INSPIRACIÓN, es decir sustento para ayudarnos en “nuestras misiones”.

Invócalo para que te ayude a encontrar nuevamente tu centro de luz.

Su día es el jueves, y sus horas de preferencia:

5 am. 12 pm. Y las 7 pm.

RITUAL DE  PETICIÓN: (Puede utilizarse para sí mismo o para otra persona).

Encendemos una vela de color verde, y comenzamos el ritual con la siguiente oración:

 

AMADO ARCÁNGEL RAFAEL, MEDICO DE DIOS,

TU QUE FUISTE ENVIADO POR EL PADRE CREADOR A CURAR LOS MALES DE LA HMANIDAD,

TE IMPLORO PARA QUE CURES MIS DOLENCIAS,

CUBREME CON TU AMOROSA PRESENCIA,

CON EL PODEROSO MANTO DE LA LUZ,

Y LA SALUD PERFECTA.

MI CUERPO FUE CREADO PERFECTO,

DEVUELVEME LA PERFECTA ACTIVIDAD DE CADA ÓRGANO,

DE CADA CÉLULA DE MI CUERPO Y MENTE.

GRACIAS AMADO RAFAEL POR CURARME.

AMEN

Y seguimos con una pequeña meditación y visualización:

 

 

 

A continuación visualiza una corriente de energía de luz curativa de Dios y del arcángel Rafael, una luz brillante, de color verde esmeralda rodeando tu cuerpo y alrededor de cada órgano. Siente como la energía entra a tu corriente sanguínea a cada nervio, llevando la energía de la curación. Imagina como la luz le inyecta vitalidad y dinamismo a tu sistema inmunológico, siente como los leucocitos se dirigen  a curar el órgano enfermo, a esa parte de tu cuerpo que no funciona según la perfección divina de la Creación.

 

Visualiza como la luz curativa llega hasta la parte enferma y la llena de luz verde, la penetra y la envuelve.. De gracias a Dios y al Arcángel Rafael por el don de sanación y del amor. Concéntrese y pídale a Dios que le sane y prometa tener más cuidado en el futuro y cuidar más de su cuerpo.

 

Ahora evoque una imagen mental de sí mismo, véase rebosante de salud y envuelt@ en luz verde brillante.

 Visualice su plexo solar radiante y lleno de energía. Esta energía puede crecer y proyectarla en su aura, luego distribúyela  mentalmente hacia fuera del cuerpo hasta que colme el lugar donde usted está meditando. Llene el Universo con esta maravillosa luz verde esmeralda. Luego haga retroceder esta energía hasta volverla hacia su cuerpo, e incorpore en su cuerpo toda la sabiduría y energía que la energía  recolectó del Universo.

 

Realice esta invocación durante varios días, recuerde que debe tener fe y confianza en los Ángeles, si no ve resultados inmediatos, no se dé por vencido. Recuerde que no siempre es posible la curación física, puede ser que su Karma requiera que experimente esa enfermedad o el dolor físico. Sin embargo, las oraciones y la asistencia de los Ángeles le pueden ayudar a aliviar el karma, que causo la enfermedad.

 

 Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s